¿Peso ideal o Peso real?



Cada vez que hablamos del peso lo hacemos diciendo “me falta X kilos para llegar a mi peso ideal”, “Mi peso ideal es tal”, “¿Cuál es tu peso ideal?’ Pero la verdad y para desilusión de muchos; el peso ideal no existe, ¡así es! no existe. Lo que si existe es el peso deseable, aquel peso que es el adecuado para cada persona de acuerdo con diferentes factores como edad, complexión, actividad física, etc.

Entonces, ¿qué hacer cuando queremos alcanzar un peso adecuado y cómo lograrlo? ¿Requerimos de una alimentación diferente? Lo primero es saber que no existe la magia ni la alimentación milagrosa que haga que una persona llegue a su peso adecuado. Para lograr eso es necesario una evaluación para identificar el estado actual de la persona, si tiene alguna enfermedad, que tipo de ejercicios requiere y que tipo de alimentación es la recomendada.

Respecto a la alimentación existen muchos mitos como por ejemplo que para ganar el músculo es mejor mantener una alimentación en base de ciertas carnes o cortos de carnes y la verdad es que para mantener el músculo, es cierto se requiere proteínas, pero si no hay ejercicios adecuados, el músculo no se mantendrá o desarrollará.

Igualmente, muchas personas creen que la carne de cerdo no puede ser parte una alimentación para la reducción de peso y ¡es todo lo contrario!, la carne de cerdo al contener menos grasa ayuda con un menor aporte de calorías. Fuera de eso si el sobrepeso u obesidad tiene enfermedades asociadas como la hipertensión la carne de cerdo ofrece cortes bajos en grasa como una buena opción, además de aportar potasio y contener menos sodio.

Y cuando hablamos de reducción de peso también hablamos de ejercicios, no hay que olvidar que aún haciendo caminatas hay micro rupturas de los músculos por lo que las proteínas son necesarias y de hecho la carne de cerdo es una buena opción, así que hay que elegir un corte magro o bajo en grasas.

Para todos los casos lo importante es la forma como se cocina la carne y los demás alimentos, pero eso no significa que la alimentación sea aburrida y monótona, debe ser agradable, colorida, rica y variada.

Así que te animas a hacer algo diferente con tu alimentación para reducir peso comparto algunas ricas opciones usando la carne de cerdo:

Cerdo en salsa de pimientos con papas en rodajas o camotes en rodajas. Sancocha los pimientos en poca agua y con trozos de cebolla, si gustas le pones un poco de ajo y sal. Cuando este sancochado licua todo junto y en esa crema puedes poner los cortes de cerdo hasta que cocine. Recuerda que la carne de cerdo es suave y cocina bastante rápido. No te olvides de ponerle pimienta y alguna especia que le de sabor, puede ser romero, orégano o la que te guste.

Arroz con cerdo y verduras. Corta el cerdo en trozos pequeños y ponlos a cocinar con el arroz y las verduras. Para que sea más divertido puedes hacer el arroz de color amarillo, rojo o verde. Ponle las verduras que tu imaginación te sugiera y come una porción adecuada. Recuerda que la moderación es el secreto

Entonces, ahora ya sabes, que lo que debes buscar es tu peso deseable, que es el peso sano para ti, hacer ejercicios, comer de todo en cantidades y preparaciones adecuadas y por supuesto tomar la opción de consumir carne de cerdo.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags

COME CERDO COME SANO es una iniciativa de la ASOCIACIÓN PERUANA DE PORCICULTORES con el fin de difundir los atributos de la carne de cerdo fomentando su consumo en los hogares peruanos a través de una alimentación sana, nutritiva y sabrosa.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon