La carne de cerdo es deliciosa y nutritiva

 

 

¿Quién no la ha comido?, ¿quién no la ha disfrutado?, es parte de nuestra herencia culinaria y sin duda tiene un delicioso sabor y aporta mucho para la nutrición. ¡Bienvenida la carne de cerdo a nuestra alimentación!

 

Y hoy quiero compartir algunos conceptos básicos respecto a los aportes nutricionales que esta carne puede hacer a nuestra dieta.

 

En principio comprendamos que cuando digo dieta estoy refiriéndome a lo que como para bien o para mal, en la salud o en la enfermedad, en la riqueza o en la pobreza. Dieta como palabra no me traduce nada de nada, no tiene que ver con adelgazamiento, ni mejorar los músculos, ni mucho menos con la dieta para los 50 años. Dieta puede ser un sinónimo de “la alimentación que tuve hoy día: Mi dieta de hoy”.

 

Sin embargo, cuando esta palabra se acompaña con otras palabras como: adelgazamiento, hipertensión, adolescente, embarazo, adulto mayor, etc. El sentido cambia, pues ya le estamos dando un significado. Es decir, la dieta para adelgazar, la dieta para la gestante, la dieta para el adolescente. Quiere decir que esa alimentación tiene un objetivo específico.

 

Entonces y volviendo a nuestro tema, la carne de cerdo puede ser parte de una dieta equilibrada y brindar bienestar a nuestra vida.

 

¿Qué es lo que tiene entonces la carne de cerdo? Pues muchos nutrientes importantes para la vida:

 

1. Proteínas: Como todas las carnes (y compréndase carnes como el músculo) tiene proteínas de gran calidad indispensables para el crecimiento de los niños, el mantenimiento de los tejidos (por ejemplo; cuando nos hacemos una herida y debe formarse un nuevo tejido), cuidar los músculos, etc.

 

2. Grasas: A diferencia de otras carnes, la de cerdo tiene la mayor cantidad de grasa concentrada y es visible, de tal forma que puede retirarse antes de la cocción, disminuyendo así las grasas saturadas, el exceso de colesterol y las calorías. De hecho mucho tendrá que ver la forma de cocción para no añadir más grasas y el corte que se elija, pues hay cortes magros (que son bajos en grasas) como el lomo por ejemplo.

 

3. Carbohidratos: En general las carnes son muy bajas o no aportan carbohidratos.

 

4. Vitaminas: De hecho es una buena fuente de vitaminas, especialmente el complejo B que es indispensable para un buen metabolismo y la obtención de la energía de los alimentos.

 

5. Minerales: Entre los múltiples minerales que aporta está el zinc, este mineral es reconocido por su importancia en cada etapa de la vida, pues es indispensable para el crecimiento, el fortalecimiento del sistema inmune o de defensa y sobre todo porque es importante para el sentido del olfato y el gusto.

 

Sin duda, la carne de cerdo puede ser una deliciosa opción dentro de nuestro menú diario junto a otras carnes y por supuesto acompañado de buenos alimentos como son los vegetales, las frutas, legumbres, tubérculos, cereales y las buenas grasas.

 

Lo importante es recordar que para vivir saludablemente no solo debemos tener una buena alimentación, debemos tener un reparador descanso, hacer ejercicio diario y mantenernos activos y por supuesto cuidar nuestras emociones.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

La belleza también es salud

June 19, 2020

1/6
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags